Amerikua jedis

Guerreros de la información veraz

Lo peor sale en Colombia

Posted by amerikuajedis en abril 20, 2010

Por Rafapal

Sigo con Colombia porque es un fractal del Mal en el Planeta. Si lo resolvemos allí, lo resolvemos en el Planeta entero.

Ved a continuación los documentos (descargarlos aquí) de los servicios secretos DAS, dirigidos por el candidato a la presidencia, Santos, en los que se legitimaba el acoso, invención de pruebas falsas y asesinatos de líderes populares. En el siguiente vídeo, el jefe informático del DAS reconoce que han traficado con droga con la aquiescencia del presidente de la nación, Alvaro Uribe.

Este documento en audio en el que una especialista en Derechos Humanos describe el trasfondo de la guerra sucia y explica cómo desde el propio gobierno se amenazaba con matar a la hija de una activista social es escalofriante.

En este enlace, las pruebas que demuestran que Alvaro Uribe Vélez es un narcotraficante. Jamás ha habido una guerra contra la droga porque los gobiernos son quienes dirigen su tráfico (y aunque los servicios sociales de la cárcel de Navalcarnero se nieguen a que los presos conozcan esta información que podría regenerarles).

Una respuesta to “Lo peor sale en Colombia”

  1. bloedlijnen said

    Colombia
    Colombia cruza un conflicto social armado desde hace varias décadas en que se reconocen dos protagonistas: las guerrillas y el Estado. Desde el 11 de septiembre de 2002, el gobierno de George Bush ha considerado la intervención estadouni¬dense en Colombia como parte de la guerra contra el terrorismo. Como veremos, es otra men¬tira más que junto al Plan Colombia sirvan de pretexto para ocupar esta rica región.
    El plan estadounidense de intervención militar llamado “Plan Colombia”, con un costo de mil trescientos millones de dólares, serviría “supuestamente” para combatir a “los terroristas de la droga” y reducir el cultivo, procesamiento y distribución de la coca colombiana. La mayor parte de los medios de información sostienen que el gobierno colombiano es atacado por grupos guerrilleros. Tales órganos de información se limitan a reportar fielmente los reportes oficiales de prensa que les proporcionan los gobiernos estadounidense y colombiano.
    La verdad es otra. En Colombia operan muchos grupos de guerrilleros que luchan por arrancarle al gobierno reformas políticas y eco-nómicas. Ellos comba¬ten desde hace años contra las tropas gubernamentales. El más grande de esos grupos son las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Aunque las autoridades estadounidenses encargadas de la lucha contra el narcotráfico han tenido que admitir que hasta ahora existen poquísimos indicios sobre la participación de los revolucionarios en el tráfico de drogas, los gobiernos de Estados Unidos y de Colom¬bia sostienen al unísono “imitados por los periodistas independientes” de todo el “mundo libre”) que las FARC están implicadas en el tráfico de drogas.
    Lo que se esconde detrás del “Plan Colombia” es la intención de los Esta¬dos Unidos de abrir Colombia y sus vecinos Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia a las empresas transnacionales de los “superiores ocultos”. El verdadero interés de nuestros “superiores” para estos países no se limita al disfrute de sus grandes reservas de oro, petróleo y carbón fósil, sino que a través de su inclusión en la zona americana de libre comercio (FTAA), aumentará la importancia estratégica de Colombia como eje de transporte norte-sur.
    El gobierno de Colombia es un aliado estratégico de los Estados Unidos. En enero del 2003, en un extraordinario comenta¬rio a la prensa internacional, el Presidente de Colom-bia, político derechista, partidario de Washington, Alvaro Uribe Vélez, le pidió a los Esta-dos Unidos que interviniera militarmente en su país, de la misma manera y con la misma intensidad con que pensaba invadir Irak. Uribe declaró: “Pienso que el conflicto causado por el tráfico de drogas y el terrorismo en Colombia es más grave para la estabilidad democrá¬tica a largo y mediano plazo que el conflicto con Irak”.
    No obstante, según Zoraida Hernández, abogada y Presidente de la asociación SEMBRAR, cuyo objetivo es ofrecer Servicios Jurídico a las comunidades indígenas y campesinas, “en Colombia no existe ni libertad, ni democracia.” Además: “En el marco de esta guerra entre las guerrillas y el Estado, el gobierno colombiano inició una serie de violaciones de los derechos humanos sistemáticos y generalizadas, sobre todo a depende de las comunidades y de la sociedad civil.”

    • 5 millones desplazados
    • 80.000 homicidios o ejecuciones extrajudiciales atribuibles a grupos paramilitares formados por el Estado.
    • 15.000 personas torturadas
    • 50.000 personas desaparecidas cuya responsabilidad directa se asigna al Estado.
    7500 personas encarceladas

    Es casi imposible establecer datos fiables sobre el número de las muertes civiles. Se han descubierto varios sepulcros de masa estos últimos años en las campañas, y el último hoyo común encontrado a este principio de año 2010 reunía 2000 de cadáveres. Además Colombia cuenta más de un 90% de los asesinatos de sindicalistas cometidos en el mundo. Amnesty ha contabilizado 2.245 homicidios, 3.400 amenazas y 138 desapariciones forzadas contra sindicalistas. En más de un 90% de los casos, no se juzgó a los responsables.
    Es importante mencionar que el final de la Presidencia de Alvaro Uribe no significa el final del uribismo. Como lo demostraron las elecciones legislativas y senatoriales del 14 de marzo de 2010, Colombia volvió a salir de nuevo para un régimen muy afianzado a la derecha, pero más allá de la pertenencia partidaria es un sistema político que en su conjunto se perpetúa.
    La droga juega, efectivamente, un papel muy importante en la guerra civil. El tráfico mundial de drogas no es sólo después del petróleo, el segundo ramo industrial en volumen de facturación a escala mundial (cifra de negocios valuada en quinientos mil millones de dólares al año), sino que sirve también para esclavizar a la gente, para privarla un día no muy lejano, de todos sus derechos. Existen pruebas de que la élite del poder hace de todo para faci¬litar a los jóvenes su ingreso en el mundo de las drogas. La élite tiene interés en convertir en narcodependien¬tes al mayor número posible de personas para minar su espíritu y confundir sus pensamientos. No es improba¬ble por tanto, que en altas esferas gubernamentales se hayan girado órdenes a la policía de no arrestar a los narcotraficantes y de no destruir las así llamadas Crack -Houses. Sólo admitiendo esta hipótesis, nos podemos explicar por qué, a pesar de las enormes posibilidades de investigación que ofrecen hoy las modernas tecnolo¬gías, los traficantes de drogas continúan alegremente su lucrativo negocio. Para los simples agentes policiacos es muy frustrante el darse cuenta de la enorme diferen¬cia que hay entre lo que ellos podrían lograr en su lucha contra la criminalidad de la droga (si no tuvieran las manos atadas por sus superiores) y lo poco que efecti¬vamente logran realizar.
    Como hemos dicho, no existen indicios sobre la participación de los revolucionarios en el tráfico de drogas. El combate a las plantaciones de coca se presenta solo como excusa y una forma de socavar las bases sociales de la guerrilla.
    Estados Unidos parece prepararse para un desenlace de impredecibles consecuencias que involucraran a los países vecinos de Colombia. Cada 1.000 dólares de ayuda de Estados Unidos a Colombia, 700 son destinada a la cooperación militar. ¡Pronto Estados Unidos lanzará una enorme inva¬sión militar en la región! Colombia está a punto de convertirse en un segundo Vietnam. Se están ins¬talando bases en varios paí-ses latinoamericanos como en las Antillas Holandesas, El Salvador, Tierra del Fuego y Haití.

    LA VENIDERA TRANSICION MUNDIAL
    Con permiso del autor Robin de Ruiter
    http://www.mayrapublications.nl/index.php?paginaid=191
    CONTACT AUTOR paperboy@home.nl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: