Amerikua jedis

Guerreros de la información veraz

Haití, precursora de libertad

Posted by amerikuajedis en enero 16, 2010


Proyecto Haarp: EEUU tiene la tecnología militar para generar terribles catástrofes naturales
¿Qué planea EEUU en Haití?
La doble maldición de Haití
La verdad sobre el sufrimiento de Haití
Haití: maldición imperial
Misterios sobre el terremoto de Haití
Haití, grito de libertad


Proyecto Haarp: EEUU tiene la tecnología militar para generar terribles catástrofes naturales

Chevige González Marcó/Patria Grande – 15/01/10 – aporrea.org

Antenas del proyecto HAARP, que algunos afirman que puede utilizarse para modificar el clima.

15 de enero de 2010.- Apenas 48 horas después de que el mundo empezara a conocer sobre las terribles consecuencias generadas por el terremoto de 7,3 grados en la escala de Ritcher, registrado en Haití, ya Barack Obama anunciaba que 3 mil 500 soldados estadounidenses partirían de inmediato a Haitía a brindar “solidaridad”.

La tragedia de Haití generó expresiones inmediatas de cooperación por parte de decenas de países. El pequeño aeropuerto de Puerto Príncipe colapsó, ya Estados Unidos tiene control directo del aeropuerto.

Según Roger Searle, profesor de geofísica en la Universidad de Dirham (Reino Unido) El terremoto de Haití fue 35 veces más potente que la bomba de Hiroshima. El catedrático también comparó la energía liberada por el terremoto en el país caribeño con la explosión de medio millón de toneladas de TNT.

Sin embrago, según la tesis de Searle, la energía liberada en el terremoto de Haití es una centésima de la que estalló durante el devastador Tsunami en la denominada Banda Aceh, al sur de Asia. Sin duda ese tsunami y su poder destructor causó una terrible impresión en la humanidad.

Algunos lectores dirán: esos fenómenos son la consecuencia de la contaminación y la destrucción del planeta; otros dirán: los terremotos siempre han existido y forman parte de la forma como está constituído nuestro planeta; y otros se preguntarán ¿estos fenómenos tendrán únicamente causas naturales o alguna potencia interesada en seguir ocupando espacios estratégicos está detrás de un plan militar imperial de proporciones inimaginables?

La Fuerza Aérea Estadounidense desarrolla un peligroso proyecto, que parece sacado de una película de ficción, pero no lo es, y que la comunidad internacional no sabe si ya está en ejecución. Se trata del proyecto Haarp, un sistema que puede generar violentos e inesperados cambios en el clima.

La traducción al castellano de las siglas Haarp es: Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia. Funciona a partir del ataque a la ionósfera con ondas de alta frecuencia con la potencia de 1GW, lanzadas a partir de un complejo de antenas ubicadas en Alaska. Los estadounidenses habrían logrado reproducir artificialmente una aurora boreal. Mediante este sistema pueden utilizar la energía que está presente fuera del espacio terrestre y reconducirla a los fines de generar bruscos cambios de clima. De esa forma se podrían utilizar al Haarp como un arma de guerra.

¿Será el Haarp mito o paranoia antiestadounidense?, no, en su resolución de 28 de enero de 1999 sobre medio ambiente, seguridad y política exterior (A4-0005/1999), el Parlamento Europeo señalaba que el programa HAARP manipulaba el medio ambiente con fines militares y solicitaba que HAARP. El organismo europeo, lejano de sospechas de ser antiimperialista pidió que se estableciera un convenio internacional que prohibiera el desarrollo de la máquina del clima.

De acuerdo con investigaciones científicas precedentes y relacionadas con la manipulación de frecuencias en la ionósfera, se conoce que mediante satélites u otros instrumentos de reconducción se puede utilizar los llamados hipocampos que generan los Haarp para otros usos distintos al cambio climático, incluso para aspectos que no necesariamente son dañinos a la humanidad, como generar capa de ozono.

Los Haarp potencialmente tendrían también la capacidad, de desintegrar objetos, generar combustiones espontáneas e inducidas, e incluso cambiar patrones cerebrales, inducir conductas y producir enfermedades biológicas. Investigaciones sobre el proyecto Haarp han surgido desde universidades estadounidenses y centros europeos.

Uno de los pioneros en la investigación sobre Haarp es Nick Begich, un investigador científico de Anchorage, Alaska, la región donde se ubican las antenas del proyecto. La investigación de Begich no fue sólo científica, sino también política. Descubrió las conexiones entre patentes reservadas y de carácter secreto del gobierno estadounidense, y luego de als empresas conexas que se iban haciendo cargo de patentes relacionadas. Entre ella denunció el investigador, habían algunas que se referían a “cómo hacer “Explosiones de tipo Nuclear sin Radiación”, sistemas radiantes de energía, el radar de sobrehorizonte, sistemas de detección para misiles que lleven cabezas nucleares, pulsos electromagnéticos antes producidos por armas termonucleares y otros recursos de la Guerra Espacial”.

Entre quienes han escrito sobre proyectos relacionados con los Haarp, se encuentra Zbigniew Brzezinski, quien fuera asesor de seguridad del ex presidente Jimmy Carter, y a quien relacionan con la tendencia política dentro del sistema de poder estadounidense que representa Barack Obama. Brzezinski se refirió a las alternativas existentes para lograr cambios en el pensamiento de los seres humanos y en la guerra ecológica. Dijo que a pesar de las incomodidades que podría generar eso en ciertos sectores, el uso de tecnologías como los Haarp era inevitable.

¿Representaba una amenaza Haití para los intereses estadounidenses?, evidentemente no, tampoco es una nación que a simple vista posea recursos naturales indispensables para Washington. Lo que si representa Haití es una posición geográfica clave en el Caribe, en el contexto de una Latinoamérica que está librando los procesos de recuperación de soberanía más importantes desde la Guerra de Independencia.

Es además Haití, uno de los países más pobres del mundo, tratado tanto por EEUU como por algunas potencias europeas como un campo de experimentación. Del Imperio pocas cosas se pueden dudar. (Volver al tope)

¿Qué planea EEUU en Haití?

Andrés Sal.lari – 16/01/10 – aporrea.org

Extractos de un cable de la agencia EFE del viernes 15 de enero:

EE.UU. elevará a 10.000 soldados su presencia militar en Haití antes del lunes

Washington, 15 ene (EFE).- EE.UU. enviará en los próximos días nuevas dotaciones militares a Haití, entre ellos varios buques de guerra y helicópteros, lo que hará que se multiplique su presencia militar de 1.000 a 10.000 soldados antes del lunes, según el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Mike Mullen.

El secretario de Defensa, Robert Gates, quien compareció en una rueda de prensa junto a Mullen, negó que la presencia militar de EE.UU. en Haití sea vista como una fuerza ocupante por parte del país caribeño, sino como un “alivio”.

“No creo que nos vean así”, como una fuerza ocupante, dijo el jefe del Pentágono. “Dado que estamos dedicándonos a repartir agua y comida y atención médica, yo creo que la reacción (del pueblo haitiano) es de alivio, al ver que Estados Unidos les da este tipo de ayuda”.

Gates indicó que la primera prioridad es repartir agua y comida a la comunidad lo más rápido posible, para “evitar que, debido a la desesperación de la gente, la seguridad se deteriore o haya un brote de violencia”.

Estados Unidos ha comenzado a desplazar a la costa haitiana algunos de sus más importantes buques de guerra. Hoy mismo, según dijo Mullen, llegó el “Carl Vinson” cargado con 19 helicópteros y con una capacidad de 51 camas de hospital, tres salas de operaciones quirúrgicas, y la capacidad de producir cientos de miles de litros de agua potable al día.

El destructor “Higgins” también se encuentra en la zona para labores de búsqueda, socorro y apoyo, así como varios barcos medianos de la Guardia Costera con sus helicópteros, que ya están prestando su apoyo a la población.

Una compañía de la 82 División Aerotransportada de EE.UU., formada por unos 100 soldados, se encuentra ya en Haití preparando el campamento para la llegada durante el fin de semana, del resto de la brigada (unos 3.500 soldados de Infantería del Ejército de Tierra).

En el curso de la próxima semana llegarán otros dos buques de guerra que llevan helicópteros: el crucero “Normandy” y la fragata “Underwood” ambos equipados con misiles dirigidos.

También irá el buque “Bataan” de asalto anfibio que tiene capacidades similares a las del portaaviones “Carl Vinson”, acompañados por las otras dos naves del grupo de asalto anfibio, el “Fort McHenry” y el “Carter Hall”.

Esta flotilla transporta la 22 Unidad Expedicionaria de la Infantería de Marina (unos 2.000 soldados).

Análisis:

Gates dice que no cree que los haitianos vean a los soldados estadounidenses como ocupantes sino como un “alivio”. Esto es exactamente lo mismo que decía Donald Rumsfeld cuando invadieron Irak.

Todos los medios están informando estos hechos con la misma intencionalidad que le imprime la versión oficial de Washington, que lo único que se busca es ofrecer ayuda humanitaria a Haití.

Mientras países como México, Reino Unido, Argentina, Uruguay, Venezuela, Nicaragua y otros envían a sus equipos especializados en catástrofes naturales para colaborar con la sociedad haitiana; Washington despacha al “destructor Higgins”, a dos buques de guerra equipados con misiles dirigidos y a los buques “Bataan”, “Fort McHenry” y el ”Carter Hall” (estos últimos 3 son de asalto anfibio).

Además la corresponsal de CNN en Washington informó ayer que la flotilla que transporta la 22 Unidad Expedicionaria de la Infantería de Marina, está compuesta por 2200 de los famosos marines que realizarán tareas de control interno dentro del territorio haitiano.

Otros soldados simplemente se quedarán en los barcos, según lo que afirmó Michael Mullen.

El presidente Barack Obama anunció 100 millones de dólares en ayuda humanitaria para Haití, pero no lo hizo rodeado de sus asesores en materia social y humanitaria, lo hizo rodeado de su gabinete de guerra.

Lo primero que habrá que entender es que esos 100 millones no deben ser para ayuda humanitaria sino para solventar los gastos de movilización militar anunciados (¡10 mil soldados!)

No sé qué buscará Estados Unidos en Haití, pero sí sé que sus intenciones (como siempre y en virtud de estos elementos) no pueden ser sanctas.

Adicionalmente, si yo fuera el Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, no estaría distraído ni un minuto.

Nunca se sabe qué es lo que se puede esperar de estos buenos muchachos, no vaya a ser que aprovechen la volada para hacer un tour humanitario por Cuba con sus destructores y buques de asalto con miles de soldados a bordo.

Y cuidado que el gobierno de Cuba acaba de permitirle a Estados Unidos realizar vuelos humanitarios sobre su territorio para ayudar a la población haitiana. No vaya a ser que los halcones de Washington aprovechen la oportunidad para llenar de bombas algún avión, informar que traslada suministros y bombardear a la mayor de las antillas.

Nada de esto parece lo más probable, pero…

http://andressallari.blogspot.com/ (Volver al tope)


La doble maldición de Haití

Maurice Lemoine –  Traducido para Rebelión por Caty R.

«A la muerte le gustan los pobres», decía Le Monde diplomatique en febrero de 2005 tras el tsunami que acababa de golpear a Indonesia, las costas de Sri Lanka, el sur de la India y Tailandia (1). Es muy pronto para hacer balance del terremoto de 7 grados en la escala Ritcher que ha arrasado el país más pobre de América Latina, Haití, el 12 de enero. Pero se puede temer lo peor. Ahora se trata, urgentemente, de buscar y rescatar a las víctimas, llevar asistencia sanitaria a los supervivientes, habilitar refugios, proporcionar alimentos y agua y evitar las epidemias. La solidaridad internacional y la ayuda humanitaria de todos, de la ONU a Estados Unidos pasando por la Unión Europea -especialmente Francia, que no puede desentenderse de su deuda histórica con la isla- o América Latina, se moviliza según (o no) sus posibilidades.

Otra vez el seísmo golpea una región del globo poco respetada por los fenómenos naturales. En 2008, Haití ya sufrió el infierno de cuatro huracanes tropicales –Ike, Anna, Gustav y Fay-. No se pueden comparar con este terremoto, obviamente tan imprevisible como imprevisto, difícil de anticipar. Sin embargo, surge la primera pregunta: ¿Por qué durante esos huracanes, que las arrasan de la misma forma (con consecuencias económicas desastrosas), en Haití hubo que lamentar setecientas noventa y tres muertes y «sólo» cuatro en Cuba? Como un efecto de lupa, las catástrofes ponen de manifiesto el estado «real» de las sociedades.

Una vez pasado el choque inicial y la conmoción, los gobiernos, ONG, instituciones internacionales y medios de comunicación se dedicarán, todos a una, al tema de la «reconstrucción». Si es que se puede emplear el término «reconstruir» en un país que carece de todo.

Pero, ¿de qué reconstrucción hablarán? Después del huracán Micht, que en octubre y noviembre de 1998 se cobró casi diez mil vidas y cientos de miles de damnificados en América central, los movimientos sociales avanzaron la idea de vincularla a un nuevo tipo de desarrollo destinado a reducir la vulnerabilidad social. El tiempo se ha encargado de demostrar que desde entonces no se ha hecho nada en ese sentido. El único intento, emprendido mucho después por el presidente hondureño Manuel Zelaya, acabó por el golpe de Estado del 28 de junio de 2009…

A una clase política haitiana amenazada por el espectro de la autodestrucción, y que no está exenta de responsabilidad en el estado calamitoso del país, ¿quién le va a leer la cartilla? ¿Las instituciones financieras internacionales que han demorado el proceso de anulación de la deuda a pesar de los problemas a los que ya se enfrenta la población? ¿Washington, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo, etcétera? ¿Los países denominados «amigos» que cínicamente han empujado al descenso a los infiernos a la sociedad haitiana?

Desde 1984, el FMI obligó a Puerto Príncipe a liberalizar su mercado. Los escasos y últimos servicios públicos se privatizaron negando el acceso a ellos a los más necesitados. En 1970, Haití producía el 90% de los alimentos que consumía, actualmente importa el 55%. El arroz estadounidense subvencionado ha matado la producción local. En agosto y septiembre de 2008, el estallido de los precios alimentarios mundiales hizo que aumentaran su precio el 50%, lo que dio origen a los «motines del hambre».

Un cataclismo natural se puede imputar a la fatalidad. El vergonzoso e insoportable empobrecimiento de las poblaciones urbanas y rurales de Haití, no.

(1) Ver «Tsunamis, cyclones, inondations, des catastrophes si peu naturelles…».

Fuente: Le Monde diplomatique (Volver al tope)

La verdad sobre el sufrimiento de Haití

Por: Finian Cunnigham – 16/01/10 – rebelion.org

Incluso en estos momentos de devastación, Haití, el país más pobre del hemisferio, revela al mundo verdades útiles.

Este país insular caribeño de nueve millones de habitantes tiene en la actualidad a un tercio de su población sin cubrir las necesidades básicas de alimentos, agua, medicinas o vivienda. En un abrir y cerrar de ojos, el terremoto que ha afectado al país ha convertido en escombros a una capital de tres millones de habitantes por lo que la previsible mortandad puede situarse entre 100.000 y 500.000 seres humanos. Así de simple.

De la misma manera que se cierra la puerta del establo cuando sale el caballo, Estados Unidos y otras potencias mundiales están prometiendo enviar ayuda de emergencia a Haití. Algo bienintencionado, sin duda. Pero, ¿dónde estaba la ayuda y la asistencia para el desarrollo económico del país- en donde más de la mitad de la población vive con 1 dólar al día y el 80 % de sus habitantes están en la miseria- durante los años previos a esta catástrofe?

La pobreza de Haití -como la de otros países afectados por desastres naturales- deja a sus gentes inermes ante este tipo de calamidades. Y no nos engañemos. La pobreza de Haití no se debe a la mala suerte o a algo intrínsicamente defectuoso en sus recursos naturales o en sus gentes. El país se ha mantenido subdesarrollado durante décadas por las interferencias políticas y económicas de Washington para asegurarse que esta antigua colonia de esclavos siguiera siendo una fuente barata de exportaciones agrícolas a EE.UU. y como fábrica donde se explota al obrero para las corporaciones estadounidenses del sector textil y de otros bienes de consumo.

Mientras Washington se gasta 1 billón de dólares en guerras supuestamente para combatir la amenaza del terrorismo, los pobres de Haití- cuyo PIB se estima en 7.000 millones de dólares- nos ofrecen una perspectiva aleccionadora de lo que realmente es una amenaza real para la vida. Vivimos en un mundo físico donde se producen inundaciones, tsunamis y terremotos. Y estas catástrofes se cobran muchas más vidas que las amenazas en las que se vuelca Estados Unidos y en las que invierte mucho más dinero. ¿Pueden imaginarse cuántas vidas se podrían haber salvado en el terremoto de Haití si una parte de ese dinero despilfarrado en guerras inútiles se hubiera invertido en el desarrollo económico y social del país?

Por supuesto, la lógica moral y sensible de esa idea no se aplica en un mundo dirigido por la política exterior de Washington, ya que la lógica que impera allí es la del capitalismo, que precisa de la existencia de países como Haití para mantenerlos en la pobreza en provecho del beneficio de las empresas, y que exige centrarse en amenazas fantasmales para encubrir sus necesidades de controlar los recursos(principalmente energéticos). Esta es la auténtica cara de un sistema económico que Washington y sus aliados imponen al mundo. Y Haití ha dejado caer la máscara de este rostro horrendo.

La estremecedora angustia y el sufrimiento de Haití nos enseñan algo más. Los desgarradores reportajes de calles llenas de cadáveres y de sangre corriendo por los escombros, los niños llorando por sus padres, los padres escarbando con las manos en busca de sus hijos, las voces de los agonizantes rompiendo la oscuridad de la noche. El horror, en suma, de centenares de miles de personas que se ven de pronto sumidas en el dolor. Algunos testigos han comparado lo sucedido en Haití a los momentos posteriores a la explosión de una bomba atómica. Así que la próxima vez que portavoces de Washington, despreocupadamente sugieran el domingo por la mañana en alguna entrevista planes para borrar del mapa a Irán- esa otra “grave amenaza” (lo que quiere decir que no lo es)- deberíamos recordar: esto es lo que significa a gran escala el sufrimiento humano.

Traducido del inglés para La Haine por Felisa Sastre

Fuente: globalresearch

(Volver al tope)

Haití: maldición imperial

Por: Narciso Isa Conde – 16/01/10 – aporrea.org

Los imperios coloniales y el imperialismo moderno nunca le perdonaron al pueblo haitiano el hecho de haber fundado la primera república independiente de nuestra América, realizado la primera revolución social anti-esclavista, reivindicado la negritud oprimida y ayudado con el suministro de armas a la campaña libertadora Bolívar.

Desde entonces se ensañó en su contra la maldición imperial: neocolonialismo, intervenciones militares, dictaduras feroces, saqueo y empobrecimiento atroz hasta devastar su territorio y conformar la sociedad más crónicamente empobrecida del hemisferio occidental; campo “fértil” para que los “desastres naturales” hagan estragos impensables al compás de los destructivos “cambio climático” provocados por un capitalismo en extremo explotador y depredador.

Un país así empobrecido, una sociedad forzada a sobrevivir al borde de la muerte en un territorio casi desértico y preñado de gente desvalida, de construcciones endebles, de zonas de altos riesgos, de estructuras erosionadas…. en fin de cuentas resultó proclive al colapso total y al genocidio inducido.

Contrario a lo pregonado y prometido, la reciente intervención militar estadounidense (disfrazada con el manto de la ONU) hizo de Haití un país más frágil y vulnerable.

Se habló de un narco-estado haitiano (pese a que el Estado no existía) y se anunció que esa intervención ayudaría a superarlo, cuando realmente perseguía profundizar la tendencia a convertir esa parte de nuestra isla en territorio libre para mafias protegidas y reguladas por las tropas extranjeras…hasta empujarlo, en fin, a la penosa condición de presa aniquilable por este fatídico terremoto de 7.3 grados.

El remedio a esta situación desgarradora no puede ser más intervención militar estadounidense.

Haití merece y necesita toda la ayuda del mundo. La deuda social de las potencias capitalistas con ese pueblo es colosal y hay que reclamarla con vigor, cuidando que lo que fluya como pago de la misma –y hasta ahora fluye poco y lento de las arcas imperiales- o como solidaridad de países y pueblos solidarios no deudores, no sea administrada ni por mafias imperialistas ni por claques corrompidas haitianas y dominicanas, todas ellas al asecho para beneficiarse de esa tragedia.

La reconstrucción del Estado y la sociedad haitiana se convierte en necesidad imperiosa.

El problema es que hay quienes quieren hacerlo como simulación por la vía de una gran ocupación militar y hay quienes queremos se haga de verdad por la vía de la autodeterminación y la participación popular.

narcisoisaconde@gmail.com (Volver al tope)

Misterios sobre el terremoto de Haití

José Sant Roz – 16/01/10 – aporrea.org

Nunca se había visto algo igual, no pareciera un simple terremoto sino un experimento nuclear: más de 1,5 millones de personas sin hogares, hay cálculos que aseguran que los muertos superarán los 200 mil; se vinieron abajo construcciones muy fuertes como el palacio de gobierno rehecho por los propios gringos en 1905. El devastador estremecimiento ocurre en el país más pobre del hemisferio, contra los negros que hoy algunos aberrados seres se permiten decir que donde hay gente venida de África hay maldición.

Véase lo que ha proclamado el ministro Pat Robertson íntimo amigo de George W. Bush (predicador, evangelista y líder del Club 700): “el Terremoto en Haití se debe que este país pactó su independencia con el diablo. Ellos hicieron un pacto con el diablo. Te serviremos si nos quitas de encima a los franceses. ¡Es una historia auténtica! El diablo les dijo: Ok, denlo por hecho. Se deshicieron de los franceses, pero fueron maldecidos. Esa isla fue partida en dos. De un lado Haití y del otro República Dominicana.

La República Dominicana es próspera, sana, llena de balnearios. Haití es desesperadamente pobre. La misma isla”. Al mismo tiempo a República Dominicana no le sucede nada; y entonces, Estados Unidos se moviliza con presteza y envía portaaviones con más de diez mil soldados, ¿quién entonces podría enviar una comisión científica que para poder averigüar qué es lo que realmente ha sucedido allí?

Hillary Clinton viaja hoy a Haití. Por otro lado el show mediático lo ha acaparado todo el imperio, el cada vez más desprestigiado presidente Obama se convierte en el centro del mundo en este momento y su rostro, sus discursos y poses son idénticas a las de aquel Bush después de lo ocurrido el 11-S; además, se trata de un evento que se produce en el corazón del mar Caribe entre Cuba y Venezuela, y la hecatombe ha sido de tal magnitud que se ha sentido en la tierra de Martí al igual que en Carúpano.

¿Qué busca acaparar el imperio en momentos en que su crisis económica muestra realidades muy escabrosas y realmente insolubles? América Latina puede estar siendo víctima de una gran destrucción producto de una estrategia de aproximación indirecta. Es la mano siempre invisible del que creó el hundimiento del Maine para apoderarse de Cuba, los preparados ataques para desatar una gran guerra en el golfo de Tonkin y en Pearl Harbor. Añádase a esto el mayor crimen de la humanidad contra Irak en función de que poseía armas de destrucción masiva y preparado con el supremo cinismo y apoyo de Europa, y en el que la ONU no hizo absolutamente nada ni por condenar ni por investigar lo más mínimo.

Vivimos entre fuerzas oscuras y misteriosas, la locura realmente satánica de un progreso tecnológico básicamente desarrollado para destruir pueblos, culturas, pensamiento propio y libertad de hacer lo que cada nación soberanamente desee. Cuando el imperio se mueve con sus descomunales fuerzas mediáticas y militares, hay que tener mucho cuidado. Algo raro puede estar ocurriendo en el fondo de todo esto.

jsantroz@gmail.com (Volver al tope)

Haití, grito de libertad

Ronald Romero – 16/01/10 – aporrea.org

CRIMEN IMPERIALISTA

“ALGÚN DÍA ÁFRICA Y AMÉRICA, Y TODO EL MUNDO, CAMINARÁN JUNTOS, ASÍ COMO HOY LO HACEMOS UD. Y YO”, me imagino, deben haberse referido Bolívar y Alexandre Pétion, en dialogo solidario y comprometido en 1816, al transitar juntos por una de aquellas calles, de aquella libertaria República democrática y antiesclavista de HAITÍ.

República, creada constitucionalmente como República en 1.801, por ex-esclavos, quienes derrotaron las fuerzas coloniales esclavistas y monárquicas de Francia entre 1.791 a 1.800 y 1801 a 1.804 en cruentos combates libertarios.

La energía filosófica-ideológica que los impulsó, tuvo su base en la propia revolución que surgió en la misma República Gala, la cual los sometió como colonia esclava durante largo tiempo.

Inicio la escritura de estas líneas, días después de haber sido derrocado el electo democráticamente presidente Jean Beltrand Aristide, en un golpe dirigido en forma directa por USA, el cual lo sacó en un avión especial desde Puerto Príncipe hacia La República Centroafricana. Termino las mismas en el período de Rene Preval, el ataque natural de los huracanes, un terremoto de magnitud 7,3 en la escala Richter y la continua y aguda injusticia de hambre que le imponen, el imperialismo Yankee y sus aliados mundiales.

¿Cómo nace Haití, como República?

Haití y Quisqueya, es el nombre que los Caribes, Taínos y Arawuacos le daban a la isla antes de la invasión europea; invasión la cual, los exterminó y robó todo su territorio, a partir del segundo semestre del año 1.492.

Establecen ahí, en esa isla, la primera colonia europea en la Pacha Mama; el Fuerte la Navidad, con los restos de la Nao Santa María, la cual se daño al encallarse.

Los franceses, desde Isla Tortuga, cercana a la bautizada por Colón, como La Española, emprenderán a partir de 1626 la invasión de esta última, por su costa noroeste.

España en 1697, reconoce la parte de lo que hoy es territorialmente Haití, como zona francesa, mediante el famoso tratado de RysWick.

En 1.795, por el tratado de Basilea, España durante el gobierno de Carlos IV, cede también a Francia la otra parte oriental, la cual hoy Llamamos República Dominicana.

Los negros dirigidos por Toussaint Louverture, se alzan en la zona occidental de la isla y fundan la República independiente de Haití. La lucha no cesó ahí, las tropas francesas emprenden una arremetida bestial, pero, las fuerzas dirigidas por Jean Jacques Dessalines, en decisivo triunfo ante el inmenso ataque dirigido por los ejércitos napoleónicos, logra su independencia.

Jean Jacques Dessalines, es nombrado gobernador. Pero, siguiendo equivocadamente, la línea reformista promonárquica napoleónica que ondeaba en Europa; línea, la cual también se extendió a América e hizo que Dessalines decidiera convertirse en emperador. Para comienzos de 1.806, es ajusticiado por traición a los principios de la revolución republicana.

Asciende al poder desde el Sur el realmente republicano y antiesclavista, Alexandré Petion, llamado también por algunos historiadores el jacobino negro de América. Se consolida La República haitiana. Esa que a los pocos días recibirá solidariamente al generalísimo Francisco de Miranda. Y, años después comprometidamente en 1.816 a Simón Bolívar.

Haití, después de la muerte de Alexandré Petion en 1818; para 1821, reafirmando su independencia total, y en su condición de República antiesclavista, decide, bajo la dirección revolucionaria de José Núñez de Cáceres, quien desde Dominica promueve la integración de todo el territorio, con la incorporación de la República de Haití y de toda la isla como un solo cuerpo a La Gran Colombia.

En 1.822 desde la Zona Oeste asume el poder Jean Pierre Boyer, quien con el máximo apoyo del imperio francés y de los traidores en la Pacha Mama asesta un golpe fulminante con la invasión y anexión también de Dominica. La iniciativa gran colombina de Cáceres, es frustrada.

Zarpazo imperial

Para 1.826, una de las exigencias racista de USA ante el Congreso Anfictiónico de Panamá, expuesta al traidor antibolivariano Francisco de Paula Santander, era, que se excluyera Haití, por la sóla condición de ser una República con una población de ex-esclavos negros.

De esa Posición se hicieron coparticipes, Holanda e Inglaterra. Ya Estados Unidos de Norteamérica, en 1.825, se mostraba activamente interesado en controlar la economía haitiana. En 1.861 con Abraham Lincoln, es cuando el joven imperialismo viene a reconocer la independencia de la República negra.

En 1.890, los Estados Unidos pasaron a ocupar el primer lugar como proveedores de Haití.

Cada día fueron mostrando, su más clara intención de controlar las aduanas y los bancos, como la nueva forma de dominación; logran controlar la banca, pero no las aduanas. Razón esta última, por la cual Thomas Woodrow Wilson, termina asaltando y ocupando, militarmente, el territorio haitiano con sus feroces marines el 28 de julio de 1.915. E, igualmente a sus vecinos de la República Dominicana.

De 1.915 a 1.934 el control de las aduanas, las finanzas y la economía es totalmente neocolonial estadounidense. Desarman a la población la cual se mantuvo armada desde su guerra de independencia contra los franceses. Se adueñan de la producción nacional, sus finanzas, el comercio, su cultura y naturalmente de toda su vida política.

La Constitución republicana haitiana desde que nació, prohibió la propiedad extranjera en su territorio nacional, pero, en 1.918 La Constitución que redacta Franklin Delano Roosevelt elimina dicha cláusula y establece leyes que autorizan expresamente el alquiler a largo plazo (30 años) y la venta de terrenos agrícolas.

Un ejército, de 15.000 guerrilleros con Charlemagné Peralté (El Sandino haitiano) y Benoit Batraville al frente, se les enfrentó. Lamentablemente fue derrotada la resistencia y asesinada su dirigencia.

La bota gringa en el cuello

En 1.957, USA crea un ejército dócil a sus intereses y lleva al poder a Francois Duvalier, quien por temor a ser su propia víctima en un futuro, eliminó dicho ejército y lo sustituyó con un cuerpo de torturadores los llamados “Tontons Macoutes” (Ogros encapuchados).

En 1.964, Duvalier se autonombró dictador vitalicio. En 1.970, decretó que la presidencia debía ser hereditaria. En 1.971 muere y con el apoyo del ejército estadounidense y las tropas acantonadas en la República Dominicana, le sucedió su hijo, Jean Claude Duvalier (Baby Doc) como heredero, quien gobernará hasta 1986, año en el cual tuvo que huir del país.

De 1.986 a 1.988, el general Henri Namphy tomó el mando del Consejo Nacional de Gobierno. Luego, el general Prosper Avril lo derroca. En 1.991, Prosper Avril, dimite a favor del electo por primera vez Jean Bertrand Aristide, apóstol de la teología de la liberación. Aristide es derrocado por el general Cedras.

Exiliado, Aristide quedó como el único representante legítimo admitido internacionalmente y fue reinstalado nuevamente con el apoyo del presidente Bill Clinton y el ejército estadounidense.

En marzo del 2004 fue derrocado nuevamente con pleno apoyo e intervención directa de USA y de su antiguo colonizador, Francia y otras fuerzas militares del Continente de América, serviles y melosas al imperio de la potencia del norte.

El pueblo de Haití, ha llevado al poder al Reverendo Rene Preval. Haití, atacada también por terremotos y huracanes, espera de nosotros, un fuerte FRENTE INTEGRADO MUNDIALMENTE, DE PAISES MIRANDINO-BOLIVARIANOS, DE SOLIDARIDAD Y ACCIÓN REVOLUCIONARIA, POR LA JUSTICIA Y LIBERTAD DEFINITIVA DE NUESTRA HERMANA REPÚBLICA ANTILLANA.

(*) Investigación y redacción: (El Jirajara) ronaldromero_orion@hotmail.com
(Volver al tope)

Una respuesta to “Haití, precursora de libertad”

  1. China and Russia put the blame on some screwed up experiments of US for the earthquake that happened in Haiti.
    Chinese and Russian Military scientists, these reports say, are concurring with Canadian researcher, and former Asia-Pacific Bureau Chief of Forbes Magazine, Benjamin Fulford, who in a very disturbing video released from his Japanese offices to the American public, details how the United States attacked China by the firing of a 90 Million Volt Shockwave from the Americans High Frequency Active Auroral Research Program (HAARP) facilities in Alaska
    If we can recollect a previous news when US blamed Russia for the earthquake in Georgio. What do you guys think? Is it really possible to create an earthquake by humans?
    I came across this article about Haiti Earthquake in some blog it seems very interesting, but conspiracy theories have always been there.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: